Jueves, 06 Julio 2023 22:38

Cínicos y despreciables, los políticos poblanos

Escrito por Fabián Gómez

Tuvieron que pasar tan solo unos meses de la muerte de Miguel Barbosa, para conocer lo ruin de algunos personajes de la clase política que creen estar encumbrados.

Todos los que salen a vociferar ahora, fueron tan cobardes que vivieron simulando obediencia y lealtad al enfermo gobernador que padecía ceguera absoluta y no tenía una pierna.

Tras su muerte, mostraron lo ruin que son y comenzaron a buscar a los enemigos de Barbosa, para invitarlos a futuros proyectos sin importarles siquiera su situación jurídica.

Coincido con el brillante politólogo César Cansino, quien en sus diversas obras define a los políticos como seres mentirosos, ambiciosos, cínicos y despreciables…

El coordinador de los diputados federales nm, pactó con Fernando Manzanilla y el empleado de éste, Francisco Ramos, presume su cercanía con quien estuvo prófugo de la justicia durante muchos años: el ex alcalde de Huejotzingo, Carlos Morales.

Otro legislador de muy bajo nivel traiciona al vociferar que los Gali son bienvenidos a la 4T,  cuando hace meses se arrodillaba -por miedo-, ante el enfermo gobernador.

Este legislador debe entender que invitar a los Gali a la 4T significa aprobar el robo de la elección del 2018, cuando le robaron la gubernatura de Puebla a AMLO, no a Barbosa, porque éste no hubiera ganado solo, toda vez que el pueblo ni siquiera lo quería.

La traición es una característica del ser humano y ya se ve que muy pronto, será parte de la ideología de esos políticos ruines y despreciables…

Armenta necesita verdaderos liderazgos regional para sumarlos rumbo al 2024
contraparte.mx
© contraparte.mx | 2016
Calle Orión No. 13 Interior 7 Fracc. Villa Satélite La Calera, Puebla, Pue. CP 72564 Tel. (222)2-16-00-51. Todos los derechos reservados, Contraparte Informativa y Periodística S.A. de C.V, de no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, edición y cualquier uso de los contenidos de este portal.