Lunes, 12 Junio 2017 15:26

De la guerrilla en Chile al secuestro en México

Escrito por am.com.mx

*Raúl Escobar Poblete y Marcela Mardones Rojas escapaban de la justicia desde el año 1991.

Raúl Julio Escobar Poblete y Marcela Mardones Rojas, participaron en 1991 en el asesinato de un senador en Chile, de donde son originarios. Hoy, 26 años después, están involucrados con una banda de secuestradores que operaba en Guanajuato.
En Chile, la pareja pertenecía al Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR), un grupo armado de orientación revolucionaria que era considerado como una organización terrorista por el gobierno de Estados Unidos.
En la organización paramilitar, Escobar Poblete era el ‘Comandante Emilio’ y ella ‘Jimena’. Los dos eran buscados desde hace años por la Interpol y ya están detenidos. Uno en México, otro en Chile.
Escobar Poblete fue capturado el uno de junio en San Miguel de Allende, durante un operativo para liberar a una mujer de origen franco-estadounidense que había sido secuestrada 78 días antes. Ahora está preso en el Cereso 1000 de Valle de Santiago.
De acuerdo con la información proporcionada por la Procuraduría General de la República al gobierno de Chile, la mujer huyó de México el dos de junio, al día siguiente de la detención de su pareja. Con un pasaporte falso cruzó Guatemala, Colombia, Uruguay, Argentina y regresó a su país.
La Procuraduría ya estaba tras sus pasos y se comunicó con varios países para alertarlos.
Finalmente, el pasado viernes fue detenida al sur de Chile, un examen dactilar confirmó su identidad.
A partir de la detención de la pareja, los dos países han compartido información para lograr su identificación para que enfrenten a la justicia por los delitos que habrían cometido en las dos naciones.
La policía chilena, luego de enviar las huellas dactilares a México, solicitó a su contraparte mexicana información sobre quiénes acompañaban a Escobar Poblete al momento de su detención, ante la sospecha de que otros integrantes del grupo guerrillero que están prófugos, pudieran ser localizados.
“No sabemos si actúa solo o con otros frentistas. O puede actuar con delincuentes de allá. No tenemos conocimiento. Lo único efectivo es que se confirma su identidad”, dijo a la prensa chilena el ministro Mario Carroza.

El secuestro
A mediados de marzo, una mujer de origen francés de entre 30 y 40 años fue plagiada en la calle Margarito Ledezma de la colonia Guadalupe, en la Zona Centro de San Miguel de Allende.
Para la liberar a la víctima, que está casada con un ciudadano estadounidense, los plagiarios pedían una gran cantidad de dinero y para presionar por el pago le mutilaron un dedo.
El secuestro no se informó de manera oficial hasta el 31 de marzo, cuando la Embajada de Estados Unidos lo confirmó y aseguró que participaba en las investigaciones.
El reporte nunca se recibió en el 911, informó Seguridad Pública Municipal, ya que familiares de la víctima acudieron ante la Procuraduría de Justicia para pedir apoyo.
El primero de junio la mujer fue liberada en un operativo policial sin que se pagara el rescate; fue reportada fuera de peligro.
En el rescate participaron las policías municipal, estatal y federal, y fueron detenidos los integrantes de la banda de secuestradores que tenían distintas nacionalidades.
Uno de ellos era Raúl Julio Escobar Poblete, el chileno tenía una credencial de elector falsa con el nombre de Ramón Alberto Guerra Valencia, con domicilio en la calle Agua, en la colonia Arcos de San Miguel en San Miguel de Allende.
Luego de su detención, Raúl Julio Escobar Poblete fue trasladado al Cereso 1000 de Valle de Santiago.
La identidad del detenido se dio a conocer apenas el sábado pasado en un comunicado de la PGR.
El día de la detención, el procurador de Justicia de Guanajuato, Carlos Zamarripa, informó que uno de los responsables fue vinculado a proceso por secuestro agravado y otros cinco presuntos cómplices estaban en calidad de presentados y ya se habían solicitado órdenes de aprehensión contra ellos.
Otro cómplice, presuntamente de nacionalidad estadounidense y de unos 35 años, estaba prófugo. Las autoridades difundieron un retrato hablado para ayudar a su localización.
También se mostró un video difundido en redes sociales en el que se le observa acercarse a un taxi que se estaciona por unos instantes atrás de una camioneta y después se retira.
El Procurador afirmó que los integrantes de la banda de plagiarios residían en San Miguel de Allende y que habían cometido varios secuestros similares.
“Seguiremos trabajando hasta esclarecer y lograr la identificación de todos los que participaron en este lamentable secuestro y también son partícipes de otros (secuestros) en los que participaron en el pasado”, indicó en ese momento el Procurador.
Raúl Julio Escobar Poblete alias el ‘Comandante Emilio’, era buscado en más de 190 países.
Su identificación, de acuerdo con el boletín de la Procuraduría General de la República, se dio por la colaboración internacional entre Chile y México.
Se detalló que se verificó la identificación del prófugo, relatando que peritos dependientes de la Agencia de Investigación Criminal realizaron la comparación dactilar e imágenes fotográficas del detenido, que arrojaron un resultado positivo de acuerdo al Registro Nacional de Huellas Dactilares con el que cuenta la Procuraduría.
El asesinato del Senador
Raúl Julio Escobar Poblete y Marcela Mardones Rojas se conocieron en Chile, de acuerdo con el periódico El Mercurio de ese país, ella ingresó a la Universidad Católica, donde estudiaba Pedagogía General Básica.
Ingresó en 1987 obteniendo más de 600 puntos en la entonces Prueba de Aptitud Académica (PAA). En quinto año, la joven congeló sus estudios, dos semanas antes del homicidio del senador Jaime Guzmán, el 1 de abril de 1991 en el Campus Oriente de la Universidad.
Luego del atentado, la Brigada Investigadora de Organizaciones Criminales comenzó a analizar a estudiantes que hubiesen tenido alguna actitud sospechosa que pudiera relacionarse con el crimen.
Los policías llegaron hasta Marcela Mardones, a quien ubicaron como la persona que prestó ayuda logística, informando de los movimientos y rutinas del Senador.
Los policías dieron con el domicilio de su ex marido, quien resultó ser un ex frentista reinsertado. Según fuentes allegadas a la indagatoria en esa época, él les contó que Marcela, pocos días antes del asesinato, le entregó el hijo de ambos para que lo cuidara por un tiempo, sin volver más.
Para ese tiempo, la mujer convivía ahora con un ex compañero suyo, Raúl Escobar Poblete, el ‘comandante Emilio’, también frentista. Ese habría sido el hilo que llevó a los detectives hasta éste y los otros involucrados en el crimen.
El acercamiento de Mardones Rojas al Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR), habría ocurrido luego de que se distanciara del Partido Comunista (PC), cuando una fracción del Frente se autonomizó.
En diciembre de 2013, su hijo -el que dejó con su ex marido- partió con su familia hacia Mendoza, pasó por Buenos Aires, y de ahí a Cuba.
Mardones Rojas se había convertido en abuela, y cuando la Policía supo del viaje, sospechó que ella también vivía en la isla.
No se había vuelto a tener noticia de ella hasta este mes cuando regresó a Chile con un pasaporte falso, pero mediante un examen dactilar, se confirmó su identidad.
Marcela salió de México un día después de que Raúl Julio Escobar Poblete fue detenido en San Miguel de Allende. Cruzó Guatemala, Colombia, Uruguay y Argentina con documentación falsa.
Su detención se produjo el pasado viernes, fue ubicada entre un grupo de turistas, cuando en una inspección se detentó algo sospechoso con las fotos de la mujer.
Ella abordó una lancha y allí fue detenida.
Su abogado defensor, Alberto Espinoza, acudió a la dependencia de la PDI, para hablar con la mujer y dejarle ropa.
Raúl Julio Escobar Pobleteparticipó en el asesinato del senador Jaime Guzmán en 1991 y fue acusado por el delito de atentado terrorista con resultado de muerte perpetrado contra una autoridad.
Lo ligaron también con el homicidio de dos policías de alto rango, uno de ellos escolta del entonces presidente Augusto Pinochet.
Cinco años después organizó y participó en la fuga de cuatro integrantes del FPMR, quienes en una canastilla blindada colgando de un helicóptero, fueron sacados de una cárcel de máxima seguridad.
Escapó de su país y en 2002 se libró de ser capturado en Brasil; un año después se le situó en Cuba pero nada se supo de él hasta que fue detenido, el primero de junio, acusado de participar en el secuestro en San Miguel de Allende.

contraparte.mx
© contraparte.mx | 2022
Calle Orión No. 13 Interior 7 Fracc. Villa Satélite La Calera, Puebla, Pue. CP 72564 Tel. (222)2-16-00-51. Todos los derechos reservados, Contraparte Informativa y Periodística S.A. de C.V, de no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, edición y cualquier uso de los contenidos de este portal.