El Presidente Andrés Manuel López Obrador y la lideresa de Morena Yeidckol Polewnsky, deben saber que su diputado José Juan Espinosa no puede ser gobernador interino de Puebla, porque en su ADN lleva alta dosis de traición.

Si el JJ necesita traicionar a Morena y al mismo a AMLO lo haría para obtener y alcanzar beneficios personales. Por eso está detectado como un aliado con grandes posibilidades de traición.

Por eso me pregunto de qué tamaño es la ambición de su diputado poblano José Juan Espinosa Torres, quien fue descartado para ser gobernador interino de Puebla.

Si como “lidercillo” y diputado de partidos políticos pequeños José Juan ha amasado una sospechosa fortuna, AMLO y Yeidckol no se imaginan lo que haría con el dinero del estado.

O sí: haría negocios al amparo del poder como es su costumbre.

Bien hicieron en no enviar a un ser cuya locura aumentó cuando creyó tener posibilidades de ser gobernador interino.

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador debe demostrar y convencer de inmediato que la muerte de los ex gobernadores de Puebla, Martha Erika Alonso y Rafael Moreno Valle, no son magnicidios.

Tras el trágico accidente ocurrido la tarde del 24 de diciembre, en donde perdieron la vida los dos encumbrados políticos con quienes AMLO no quiso reunirse, de inmediato comenzaron a surgir sospechas sobre un atentado dirigido desde el Gobierno federal.

Motivos para pensar en ello hay muchos, pero destaca que AMLO descalificó en todo momento a los hoy occisos.

Desde la campaña López Obrador denostó a Moreno Valle y se atrevió a decir que la elección en Puebla había sido un robo y fraude.

Como presidente electo no quiso venir a Puebla y continuaron sus  descalificaciones, al grado de no acudir a la toma de protesta de Martha Erika Alonso, tras un largo litigio ordenado por él.

Su ira también la dirigió en contra de Moreno Valle, con quien no quiso reunirse jamás y a quien descalificaba en todo momento.

Dos fueron los hechos que hicieron enojar a AMLO: el que Moreno Valle encabezara desde el Senado la resistencia para congelar la Ley de Remuneraciones impulsada por AMLO.

Y el fallo del Tribunal Electoral.

AMLO sabía en todo momento que Moreno Valle podría arrebatarle la Presidencia de México en coalición con varios partidos, y eso es lo que también ha llevado a los mexicanos a expresarse sobre un posible magnicidio.

A los mexicanos que se expresan por diversos conductos no les convence el que se trate de un simple accidente.

Ni siquiera ante los medios de comunicación AMLO tuvo la mesura de respetar el luto de las familias afectadas y se lanzó contra sus detractores, a quienes llamó neopanistas por la manera en que lo señalan como culpable de la tragedia.

Hoy el gobierno de AMLO está manchado por la sangre y la tragedia,  y él parece no entender que es gobierno no oposición.

Página 9 de 53
contraparte.mx
© contraparte.mx | 2016
Calle Orión No. 13 Interior 7 Fracc. Villa Satélite La Calera, Puebla, Pue. CP 72564 Tel. (222)2-16-00-51. Todos los derechos reservados, Contraparte Informativa y Periodística S.A. de C.V, de no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, edición y cualquier uso de los contenidos de este portal.