Detienen ex gobernador de Tamaulipas
Explosión del volcán alcanzó 2 mil metros de altura: Cenapred
Nuevo protocolo sobre desastres sísmicos para Directores de Obra
Martes, 28 Noviembre 2017 12:44

#Nacionales Algunos dentro del PAN: lanzan confeti al abanderado del PRI

Escrito por Redacción
Algunos dentro del PAN: lanzan confeti al abanderado del PRI

 

Fundado hace 79 años, Acción Nacional se muestra tan enfermo de división y carente de cuadros que ayer ante los militantes quedaron trazadas tres rutas disímbolas y paradójicas: Ricardo Anaya (el dirigente), Margarita Zavala (quien ya se fue) y… José Antonio Meade (el ungido candidato priista). Así está el PAN a meses de que arranquen las elecciones de manera oficial. Y no le ocurre como en otras crisis -1976, 1992- cuando se trataba de disputas ideológicas; esta vez, la fractura fue por la nominación a la presidencia. El contrapunto entre la esposa del ex Presidente, Felipe Calderón Hinojosa, y el dirigente nacional del partido dio como resultado un partido desdibujado. Los observadores coinciden que ni desde el Frente Ciudadano al que pertenece podrá dar batalla.

Al final, el Partido Acción Nacional (PAN) fue rebanado en tajadas y difícilmente volverá a tener unidad y consistencia. Por lo menos, no antes de 2018, cuando se efectuarán las elecciones más grandes y costosas de la Historia de México, con tres mil 416 cargos en juego, entre estos la presidencia de la República. El partido fundado hace 79 años por Manuel Gómez Morín y Efraín González Luna sufre por desacuerdo, por debilidad, pero no le ocurre como en otras crisis -1976, 1992- cuando se trató de disputas ideológicas; esta vez es por una candidatura.

En la Avenida Coyoacán 1546, la sede partidista, no hay fanfarrias ni los globos azules que la llenaban en julio de 2000 cuando contendía Vicente Fox Quesada, ni la tensión de 2006 cuando Felipe Calderón entraba y salía a prisa, mientras mantenía una competencia cerrada con Andrés Manuel López Obrador. Desde las 12:30 horas de ayer, desde que Antonio Meade Kuribreña es el hombre anunciado para ser el candidato del Partido Revolucionario Institucional, en ese domicilio se respira ruptura y cada vez, los posibles candidatos se desdibujan.

El dirigente nacional del PAN, Ricardo Anaya Cortés y Margarita Zavala Gómez del Campo –antigua y emblemática panista- no lograron que uno cediera por la candidatura del otro. Ella, quien pertenecía al partido desde los 17 años, prefirió irse. Cinco Senadores se pusieron en contra de Anaya Cortés. Con esa fractura, el dirigente panista convocó al Partido de la Revolución Democrática (PRD) y al Movimiento Ciudadano (este ya se retiró por “falta de inclusión”) para formar el Frente Ciudadano. Y como en el PAN, en el Frente continuó en búsqueda de ser postulado.

Ayer, ante los militantes del PAN danzaban tres nombres: Ricardo Anaya, Margarita Zavala y … José Antonio Meade. Pero faltaba pisar en firme, por lo menos un punto de partida en el tablero cada vez más claro de 2018.

Hasta Ernesto Cordero, presidente del Senado y quien fue relevado en la Secretaría de Hacienda por Meade Kuribreña en el sexenio calderonista, emitió una felicitación por el suspirante priista. Su primera reacción ante reporteros fue: “José Antonio técnicamente es impecable. Es honrado. Yo creo que el PRI mandó su mejor carta. Vio un poquito cuál era su mejor carta y no tengo duda que lo mandaron … El tiro está entre Margarita Zavala y José Antonio porque los dos tienen características similares, son gente honorable y querida … No tengo duda que Margarita o José Antonio le van a ganar a Andrés Manuel”.

Pero el PAN, lo que es el partido, “se queda chiflando en la loma. Vaya solo o con el Frente”, opinó Carlos Bravo Regidor, investigador de Centro de Estudios e Investigaciones Económicas. “Con el ungimiento de Meade se ha configuró el antagonismo que va a definir la elección de 2018. El polo de la continuidad con Meade y el polo del cambio con AMLO. Meade va a salir a promover el voto del miedo y es estupendo para eso. Promoverá la desconfianza en torno a AMLO. El de Morena intentará retratarlo como un continuador de lo mismo y la encarnación de la mafia del poder. Voto del miedo y protesta. Pero el PAN… El PAN ya no tiene nada qué hacer”.

En 1976 –cuando las elecciones las ganó el priista José López Portillo- el PAN no presentó candidato. Una fracción disidente se separó del partido y formó una organización fugaz. Pero el instituto se revivió en los ochenta con la candidatura del sinaloense Manuel J. Clouthier a la Primera Magistratura. En el periodo de Carlos Salinas (1988-1994) logró estabilidad y crecimiento. Obtuvo gubernaturas, presidencias municipales y escaños en el Congreso que lo consolidaron como la segunda fuerza después del PRI.

Luego vino otras crisis. En 1992, los integrantes del foro Doctrinario y Democrático lo abandonaron con el argumento de que en Acción Nacional se realizaba “un indebido y antidemocrático acercamiento con el Gobierno federal” que entonces presidía Carlos Salinas de Gortari.

Cuando ganó la Presidencia, fue con un candidato apenas afiliado. Vicente Fox Quesada, quien representaba a un grupo llamado “los rancheros”. El siguiente sexenio lo ganó Felipe Calderón Hinojosa, cuyo eje fue una férrea política de seguridad después de un cuestionado proceso electoral.

En 2012, el PAN volvió a ser oposición. Desde entonces, no se ha mostrado unido. “Y esto no es más que el reflejo de la crisis de imagen que viven todos los partidos políticos. Es la forma en que el partido opositor más antiguo se une de nuevo con el PRI. Los dos apoyan a un externo porque nadie en su interior sería un buen candidato”, resume Eduardo Huchim, especialista en el sistema electoral mexicano.

contraparte.mx
© contraparte.mx | 2018
Calle Orión No. 13 Interior 7 Fracc. Villa Satélite La Calera, Puebla, Pue. CP 72564 Tel. (222)2-16-00-51. Todos los derechos reservados, Contraparte Informativa y Periodística S.A. de C.V, de no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, edición y cualquier uso de los contenidos de este portal.