El nombre de Jaime Bonilla asaltó los titulares de la prensa nacional la semana pasada. La causa, aunque aparentemente simple, no lo es.

La tarde-noche del 8 de julio en el Congreso de Baja California, de manera totalmente inesperada, 21 legisladores de todos los partidos, modificaban la ley para que Bonilla Valdez, gobernador electo de la coalición Juntos Haremos Historia, en vez de gobernar por dos años como estaba establecido, ampliara su mandato a cinco años.

Esto generó debates, molestia e indignación, y es que, esta modificación a modo pueda ser la plantilla que en un futuro cercano pudieran usar otros gobernantes para ampliar sus mandatos.

Las reacciones no se hicieron esperar, y es por eso que los partidos de oposición como el PAN y el PRD alzaron la voz y exigieron la expulsión de sus diputados en Baja California, después de esta infracción en contra de la constitución.

También Morena y compañía criticaron este acto a través de la Cámara de Diputados y Senadores y exigió un castigo severo hacia los responsables de esto hecho, pero, hubo un gran detalle; Yeidckol Polevnsky.

La presidenta nacional de Morena se encargó de justificar la Ley Bonilla y defendió a capa y espada al gobernador electo, está actitud molestó a propios y extraños, dejándonos ver el egoísmo y mezquindad de Polevnsky.

Y que decir del presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador, se deslindó e hizo de menos lo que pasó en el estado del norte, demeritando y pisando la Carta Magna de nuestro país.

¿Que hubiera pasado, si este hecho se hubiera presentado con gobiernos Panistas y Priístas, no estaría Andrés Manuel exigiendo justicia y pidiendo respeto a nuestra ley?

No hay duda, la Ley Bonilla ha sentado un presente en la historia reciente de México y es y será, el pretexto idóneo para consolidar la reelección de los gobernantes en un futuro y eso sí, da mucho miedo.

Por cierto, dicen por ahí , que personas cercanas a Morena, ofrecieron un millón de pesos a cada diputado local de Baja California para que votará a favor de esta ley inconstitucional, pero esa, es otra historia.

O usted, usted qué opina?

Mucho se ha hablado de una nueva era en la política nacional, esto tras llegada del presidente Andrés Manuel López Obrador, pero lo cierto es, que la 4 T se ha olvidado de 2 personajes controversiales por la corrupción que propiciaron, uno es el expresidente Enrique Peña Nieto y el otro es el líder petrolero Carlos Romero Deschamps.

López Obrador puso en alto la bandera de combate a la corrupción y a los conflictos de interés, pero, ¿ porqué razón no se ha podido proceder con estos personajes del PRI?

La razón es muy clara, el poder judicial le está pagando los favores tanto al expresidente como al líder petrolero, y es que, no hay duda que el gobierno federal a emprendido una persecución en contra de personajes que tejieron corruptelas en sexenios anteriores, pero esa persecución, no tendrá contemplados ni a Peña ni a Deschamps.

Ya lo dijo López Obrador, contra Peña Nieto no razón para investigarlo ni hay algo que lo implique en delitos mayores; asimismo, Romero Deschamps será protegido por los jueces y magistrados del Poder Judicial de la federación, quienes se han encargado de protegerlo de cualquier orden de aprehensión que pueda llegar de la FGR.

Así que, anótelo usted, Enrique Peña Nieto seguirá gozando de la impunidad que dejó cuando era presidente, y ahora, vivirá tranquilamente en España, sin la molestia del presidente Andrés Manuel.

Por el otro lado, Carlos Romero Deschamps prepara su posible salida del Sindicato de Petróleos Mexicanos para emprender un exilio en europa, claro, esto sin dejar el control de dicho sindicato.

Así las cosas en nuestro país, la 4 T y Morena se olvidarán de 2 de los villanos más terribles de la política nacional, a cambio de que, a cambio de amor y paz en un país que olvida muy rápido los malos tratos de sus gobernantes.

¿O usted que opina?

No hay duda, que los fantasmas rondan en Palacio Nacional y es que, con la aprehensión del dueño de Altos Hornos de México y la orden de aprehensión contra el ex director de Pemex, Emilio Lozoya Austin, queda claro que el caso Odebrecht, aquel que cimbró a todo el continente, hoy le genera fantasmas al expresidente de México, Enrique Peña Nieto.

Para nadie es un secreto que Lozoya Austin fue el protegido de sexenio peñista, pues a través de una de las trasnacionales más importantes como lo es Petróleos Mexicanos, no hay duda que fue la caja chica de políticos y empresarios nacionales y extranjeros.

Hay que recordar, que a Emilio Lozoya lo denunciaron por hacer percibido mas de 10 millones de dólares en sobornos por parte de la empresa brasileña, además, se otorgaron millonarias concesiones a dicha empresa, mismas que permitieron el lavado de dinero, conflicto de interés y la gran corrupción dentro de PEMEX.

Hay que recordar el discurso del presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador, pues en su momento, el líder del ejecutivo nacional lanzó una advertencia contra todos aquellos funcionarios inmiscuidos en corrupción y donde no se toleraría dicha práctica, misma que se pagaría con cárcel.

El abogado de Lozoya, ya habló de este caso y dijo que era un acto arbitrario el que se estaba encausando en contra del ex director de Pemex, pero dejó claro que el expresidente Enrique Peña Nieto de ser necesario, será llamado a comparecer y declarar sobre estos casos de corrupción durante su mandato.

¿Acaso el ex mandatario tendría que estar nervioso por la inminente caída de unos de sus ex colaboradores más cercanos? ¿Osorio Chong y Videgaray serán también llamados a declarar? ¿Cuáles serán las negociaciones políticas para que más ex funcionarios no sean perseguidos por la FGR?

La moneda está en el aire y en la política mexicana, todo puede pasar.

En México, la primera confederación organizada que formó un sindicato en el país, fue en 1874. Una confederación dedicada a la defensa de los trabajadores ferrocarrileros en el porfirismo.

Si bien es cierto que después de la Revolución Mexicana, se comenzó con una figura fuerte de sindicalismos mexicanos u organizaciones en defensa de los trabajadores y que lograron cientos de beneficios a favor de la clase trabajadora, también es cierto que en pleno siglo XXI, dichos sindicatos son la llamada “viruela negra del sistema”.

A continuación, les contaré un poco de la historia de los sindicatos mexicanos:

De 1920 a 1980 surgieron los grupos u organizaciones sindicales más fuertes del país, capaces de brindarles una jornada laboral digna a los trabajadores, días de descanso, remuneración adecuada y trato digo entre otros beneficios; sin embargo, dichos grupos fueron compactos, capaces de ser movidos por intereses de los presidentes de la república y catapultar políticos o líderes sociales.

Uno de los sindicatos más destacado que sirvió a Obregón y a Calles para formar su nuevo partido, fue la Confederación Regional Obrera de México encabezada por Luis Morones, a partir de ahí, la vida sindical en México daría un giro.

En 1936 nace la CTM encabezada por Fidel Velázquez, mismo que ayudaría a que muchos de los políticos llegaran al poder aprovechando los votos de los obreros.

Otro líder burgués que terminó con la democracia sindical fue Joaquín Hernández Galicia, la Quina, líder petrolero imponente y acosador para los gobiernos que terminaría siendo arrestado por Carlos Salinas de Gortari.

A finales de los noventa, Elba Esther Gordillo llegaría de la mano de Carlos Salinas de Gortari al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), misma que controla el sistema educativo de la actualidad.

Con esta historia, los sindicalismos mexicanos se han vuelto ineficientes, corruptos, mezquinos, comodines, conchudos, se convirtieron en un par de “huevones” para el país.

Por eso, hoy que llaman la atención del presidente Andrés Manuel López Obrador, es importante saber que los sindicatos son “la viruela negra” del siglo XXI, un cáncer que merma la democracia mexicana y por eso, ¿es momento de cambiar la forma de hacer las cosas o usted qué opina?

Miércoles, 13 Febrero 2019 21:59

¡Termina la era del “Chapo Guzmán”!

Escrito por

El día de ayer, un jurado en Nueva York declaró culpable a Joaquín Guzmán Loera, alias el  “El Chapo”, le fueron imputados  diez cargos y 27 violaciones, en uno de los juicios más mediáticos en décadas recientes.

El juez Brian Cogan leyó la resolución del jurado que halló unanimidad en las acusaciones, por lo que podría ser condenado a cadena perpetua. La corte culpó al líder del cártel de Sinaloa por los delitos de  tráfico de cientos de toneladas de cocaína, heroína, metanfetaminas y marihuana, así como por posesión de armas de fuego.

Guzmán Loera, pasará a la historia como el narcotraficante más poderoso, peligroso y Hábil en el negocio de las drogas, su figura podrá compararse con la de Pablo Escobar en Colombia y Amado Carrillo “El Señor de los Cielos”.

El Chapo, recorrió el mundo detonando los negocios ilícitos, formo parte de los carteles más importantes de la época, los Arellano Félix, Los Beltrán Leyva, El Mayo Zambada, La Familia Michoacana entre otros, forjo un distintivo único que provocó grandes dolores de cabeza al gobierno mexicano y estadounidense.

Sin duda alguna, se cierra un ciclo en la vida del crimen organizado en México, termina la era del poderoso, del imponente, del poseedor de grandes riquezas capaces de comprar presidentes, secretarios de estado, policías, generales, militares y agentes de la DEA la CIA en Estados Unidos.

Pero, qué pasará con aquellos de la vida pública y política que no han sido investigados, donde quedará tanta impunidad hacia las personas señaladas en el juicio del siglo?

“El Chapo Guzmán pasará el resto de sus días en una cárcel de máxima seguridad, termina una era, culmina la figura de un narcotraficante amado y odiado, pero abrirá las puertas de la consecuencia, dará paso a un nuevo líder del crimen organizado en México o usted que opina?

 

Página 1 de 3
contraparte.mx
© contraparte.mx | 2019
Calle Orión No. 13 Interior 7 Fracc. Villa Satélite La Calera, Puebla, Pue. CP 72564 Tel. (222)2-16-00-51. Todos los derechos reservados, Contraparte Informativa y Periodística S.A. de C.V, de no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, edición y cualquier uso de los contenidos de este portal.